Ambiental, Clabeganadera, Ganadería

Un buen ganadero

El manejo de los pastos y la nutrición son la base fundamental de la operación ganadera.

La habilidad del buen ganadero debe adaptarse a cambios de situación casi diarios, ello puede representar el éxito o el fracaso de su finca. El ganado tiene necesidades básicas de proteína, energía, vitaminas y minerales. El ganado joven generalmente requiere más proteína para el crecimiento de la masa muscular, y las hembras lactantes generalmente tienen altos requerimientos de energía, proteína y minerales. El buen ganadero debe conocer las capacidades de producción de su finca, y así tomar decisiones en materia de carga animal y rotación de potrero.

A través de la experiencia y el análisis de los pastos, el ganadero puede tomar decisiones sobre el uso de suplementos para el ganado. La condición corporal del ganado por grupo etario, es generalmente la mejor forma de evaluar la eficiencia del programa de alimentación. Los mejores ganaderos son también los mejores productores de pasto. Considere pastos nativos e introduzca pastos adaptados. Recuerda el mejor ganado es el que se adapta, y el mejor pasto es el que se adapta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.